¿Autista? ¡TU!

Hoy puedo hablar de esto sin que el escalofrío que recorrió mi cuerpo me vuelva a asaltar por que ya ha pasado tiempo y por que me he dado cuenta que ha sido una tremenda estupidez. Me toco vivirlo en un momento crítico, distanciada del Oso, con la cabeza llena de mis propios líos y con la salud tocada, osea un maremagnum.
Sebastián siempre ha sido un niño inquieto y muy hábil, va a su bola, aveces no cree en nadie cuando quiere hacer alguna cosa, no tiene sentido de la obediencia y me han dicho que es índigo. De hecho su pediatra desde siempre nos ha enseñado a estimularle y Jose y yo hemos hecho tal cual, buscando siempre lo mejor para nuestro pequeño, y es así que cuando estaba en Cusco mis amigas me recomendaron que lo llevara a un centro de estimulación temprana para que no se aburriera en casa y empezara a socializar con otros niños de su edad, en ese momento el enano tenía 2 años y medio. me pareció una buena idea y aunque el curso estaba por terminar decidí inscribirlo por un par de meses.
El centro en mención se llama Garabato y esta regentado por una tia que se llama Olga,que estudió en la UNIFE y es doctorada, segun ella, en Cuba en "defectologia",( perdón si suena despectivo pero mis motivos tengo ) y que en ese momento contaba entre sus asistentes a una psicóloga alemana llamada Recca.
Al llegar me pidieron los datos del niño, conversaron conmigo sobre su conducta, sus costumbres, etc, etc, un interrogatorio peor que los de la GESTAPO, a él le hicieron un test de esos que tenían alli y después de cobrarme un dineral por la matrícula ( en noviembre) y la mensualidad, además de darme la lista de útiles, Sebastían estaba expedito para iniciar su andadura pre escolar
Debo decir que hasta ese momento toda la estimulación de mi pequeño corrió por cuenta mía y de Jose, de hecho le hemos llevado a matronatación desde los 4 meses, al curso de pequeños Mozarts del Conservatorio con 2 años ( ¡mas lindos!, les ponen muchos instrumentos de juguete y los pequeños van educando su oído musical) a correr en la playa, a jugar al parque todas las tardes, al zoológico, ha crecido con amiguitos de toda su vida, pues sus madres y yo nos conocimos en el curso de premamá y seguimos viéndonos religiosamente una vez por semana, no tiene ni un solo juguete bélico (y de eso estoy muy orgullosa), controlamos todo lo que ve en la tele, vamos, que creo que lo hemos estado haciendo bien... hasta que tuvimos que vivir en continentes, países, ciudades, horarios y casas diferentes.
Con la ilusión del primer día preparé a Sebastián y sus cositas para el jardín, le hablé y le recomendé que se portara bien, que no terremoteara demasiado y sobre todo que disfrutara, ¿que mas le podía decir a un niño de dos años y medio?Al llegar nos encontramos con un lugar bonito y el inició su primer día de clases. Yo me quedé un rato por recomendación de Olga para acompañarle por si se sentía extraño, note que el enano estaba bien cuando me tenía cerca pero cuando desaparecía un poco la cosa no era muy auspiciosa, lo entendi como los nervios del rimer día, hasta que Olga vino y me dijo que tenia que salir y que dejara al niño solo que ya se acostumbraría. Me dijo que le esperara en un salón contiguo, ya había pasado mas de media mañana y como Sebi empezó a reclamarme, otra profesora, Mary, le distrajo y consiguió ganar mas o menos su confianza. Pintaba bien.
Al día siguiente me quede con Sebi de nuevo por sugerencia de Mary, pero Olga llegó y me dijo que no, que lo dejara y esperara a Mary en la secretaría. Al rato escuché que Sebastián me llamaba y su llamado se convirtió en grito y el grito en llanto y el llanto en berrido de desesperación, no se calmaba con nada y luego lo deje de oír, salio Mary y me dijo que Olga y la alemana se lo habían llevado para " estudiarlo". Me explicó que la conducta del niño no era normal, que no prestaba atención a nada, que no quería juntarse con los niños y que solo quería jugar, le dije "vale Mary, lleva aquí un día, obvio que se sienta extraño, los niños son nuevos y yo le he visto jugar con ellos en el recreo, y obvio también que solo quiera jugar por que tiene apenas dos años aunque por su tamaño paresca de mas" Su respuesta fue " tu hijo tiene un problema, por eso Olga se lo ha llevado para estudiarlo". Me quedé de una pieza y le dije que por favor quería ver a mi niño y me dijo que no podía entrar por que estaba con Olga, le dije que de todos modos quería verlo y me dijo " esta bien, vamos" pero la noté incómoda. Me dio igual y mas cuando acercándome al salón en el que estaban oigo detrás de la puerta unos berridos sordos como de llanto cansado mezclado con perreta y al abrir la puerta veo a mi hijo tirado en el suelo colorado de tanto chillar y a las dos tías sentadas una frente a otra mirándole y hablándole con cara de puñetes. Sebastián saltó hacia mis brazos llorando, Olga me dijo que no lo mimara tanto y que el niño tenía un problema bastante grave: demasiada tolerancia al dolor, se daba de golpes contra el suelo,( jamás lo vi) tiraba todo, no hablaba, no lloraba sino que berreaba y gritaba por todo, quería hacer siempre su voluntad y no se relacionaba con nadie. Ella me ofrecía hacerle un tratamiento por las tardes y que tenía que llevarle tres veces por semana. Ni lo pensé, viendo todo ese espectáculo me lo creí, el niño estaba fuera de si y no había manera de controlarlo, me asusté y ahora con cabeza fría y pensándolo bien ,¡carajo! yo se como es mi hijo, sé a quien he traído a este mundo y como le he criado, pero mi auto estima estaba tan infravalorada por mi misma que me creí la peor madre del mundo y la culpable de que mi bebé tuviera una crisis tan terrible.
Cuando llegué a casa me sentí terrible, se lo comenté a mis padres y sus caras de preocupación me pusieron peor, llamé al Oso que estaba en Barcelona haciendo un curso y se paralizó aunque mas ecuánime que yo, me tranquilizó y me dijo que le hiciera todos los examanes que hicieran falta y que cualquier cosa la asumiramos juntos, pero también me dijo que a él eso le parecía imposible. En fin, ya he dicho que la paranoica era yo.
Volvimo al dia siguiente, mas bien fue mamá con el peque por que yo me sentía fatal y tampoco la dejo irse, estaba bien mientras tuviera a alguien de casa cerca pero solo no. Yo llegue a media mañana y la alemana se puso a conversarme mientras el peque, que ni me había visto, hacia unos ejercicios de psicomotricidad (un volatín, pasar por debajo de un tunel, caminar por una viga, arrojar una pelota, no es por nada pero lo hacía bien) y se lo pasba pipa con los otros niños.Me dijo que si ya Olga me había dicho lo de las clases por la tarde para nivelarle , le dije que si y me dijo "pues ya sabes, ven a partir de hoy, son 60 soles por clase" pregunté si eso no estaba incluido en el pago del cole y me dijo que no, que era un extra por que cuando se trataba de niños especiales había que hacer otro trabajo y que iba a "educarme" también a mi para convivir y hacerle la vida mucho mas feliz por que un niño autista es una persona muy especial y ...me quede helada ¿¿¿¿un niño que??????? y repitió la palabra "autista" como si estuviera diciendome que mi hijo era blanco y de pelo negro como Harry Potter.
No quise oir más, en ese momento mire a mi hijo que jugaba ya en los columpios y correteaba con otros niños con esa sonrisa suya que me llena la vida y decidí que si el vivía en su propio mundo yo lo iba a compartir y me dejaría la piel para hacerlo inmensamente feliz. No se cuanto tiempo pasó hasta que mi mamá me dijo que estaba pálida y le pedí que nos fuéramos ya era hora de salida.No hablé en todo el camino a casa, cuando llegamos me preguntó de nuevo y le solté todo, la pobre se quedo de piedra y yo no podia ni llorar, solo miraba a Sebastian intentando descubrir en él algun razgo que me dijera algo, una respuesta, pero no veía nada, el era asi, muy suyo, no se.
Llegó mi papá y llamó el Oso, ambos hablaron y luego me pasó el teléfono y Jose me dijo que no le llevara más, que en tres días de asistencia no podían diagnosticar algo tan fuerte y que me espabilara, que yo era una super mamá que había criado a un super bebé y que juntos lo habíamos hecho bien, que esas tías eran solamente unas embaucadoras que si dudaba de algo buscara una segunda opinión.Obvio no? pero ya pues, en ese momento yo estaba en shock.
Al dia siguiente el peque se quedo en casa tan feliz con mi mamá, mientras tanto yo recorrí todo el Cusco buscando al mejor psicólogo infantil y visitando todos los jardines, nidos, guarderías y centros de estimulación que había. Todos los centros serios estaban terminando el año y no lo admitían, en uno de ellos, un profesor muy simpático me dijo que me reservaba la matrícula para el año siguiente pero que no le hacia nada bien a mi niño enfrentandolo con un grupo ya formado y que tiene una rutina, que mejor le buscara un nido para que fuera a jugar y a entretenerse solamente por que los niños de esa edad odian las rutinas impuestas y solo quieren jugar, pero que de hecho me podía ayudar viendo al niño. Le agradecí y me pasé por alli por la tarde, estabamos hablando de todo un poco mientras Sebastian jugaba en los columpios y el rodadero y perseguía y era perseguido por otros niños y niñas, armaba cosas con los cubos, encajaba objetos, tenia una perreta por que le quitaban las cosas etc. El profe me dijo, ¿"por donde le han visto a este niño lo autista?".y cuando el peque vino lloriqueando a mi por que una niña le habia quitado el columpio, al consolarle me dio un beso y me dijo " te quiero" con una amplia sonrisa El profe movio la cabeza y me dijo " una de las cosas que tienes que saber es que los niños autistas no demuesran sus afectos, y tu hijo con ese besazo deberia despejar todas tus dudas"
Me fuí a casa agradecida, felizmente luego consegui un nido fantastico llamado Rurucha (semillita en quechua) donde Sebi se divirtió, hizo amiguitos se lo paso en grande y de donde trajo tambien su primera " herida de guerra": un arañazo en la cara que hasta ahora le dura.
AAhhh! cuando me pasé por Garabato para comunicar que Sebastiañn no iría mas y recoger mi dinero ( mas de 600 soles no les iba a regalar por la cara, no?) me encontré a Olga que me dijo "tu no tienes idea del daño que le estas haciendo a tu hijo llevándotelo de aqui" la mire tan friamente como fuí capaz y mi respuesta fue " ¿no tienes hijos no?" ella me dijo que no y terminé "pues te deseo que cuando los tengas no venga una hija de puta como tu y te cuente el cuento que me has contado tu" y tan tranquila me fui a casa. Luego me enteré que esta tia tenia denuncias en la Coordinadora de Derechos del Niño por casos similares, un amigo mio muy cercano estaba llevando a su pequeño a clases extra por "distrofia muscular" y otras tantas perlitas. ¿Denunciarla? si claro, pero se cuida muy bien de no darte un informe por escrito, ni nada que la involucre, mi conclusión es que lucra con los sentimientos, el dolor y la desesperación de los padres, en ese momento no piensas en nada mas que en tu pequeño y que haras todo lo que este al alcance de tus manos y más para ayudarle.
Ha sido genial poder hablar de esto,(*) aunque he vuelto a sentir las nauseas que me provocó esta gente otra vez al pensar que todavía estan alli y que muchos padres más sufrirán lo que yo, definitivamente muchísimas veces lo mas caro, lo mas inn, lo mas nice y lo mas cute, no siempre van de la mano con algo tan sencillo como respeto, calidad humana, honradez y sobre todo cariño por los niños.
* Gracias Dragón!
** He visitado en Lima a prestigiosos profesionales antes de venir y he llevado a Sebi al psicopediatra también aqui, ¿el diagnóstico?: mi hijo sufre de tres añitis aguda y si en algún momento tuvo algo más fue una sobredosis de melancolía por tener lejos a su papi, cosa de la que se ha recuperado y con creces.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

7 opiniones:

Milhoras dijo...

ayayayayayyy si basta con verle la cara, y verlo reirse para darse cuenta!!!

Serendipity dijo...

Que increible lo nos has contaaado!!! Gracias por compartirlo, mi hermana tambien ha vivido en Cuzco y de vez en cuando le escucho un "cuando volvamos a Cuzco" asi que ya se adonde decirlo que NO lleve a mi pequeño Andreitas.

Oye, pero de verdad, esta señora se merece soberana demanda por daños!

Espero que Sebas siga creiendo bien y fuerte como hasta ahora, los bebes son una bendicion y hay que amarlos muucho.

Besos y cuidense!

Dragón del 96 dijo...

Wow, no me imaginé una historia así, me has transportado a tus recuerdos como si fuera tu, me imagiuno viendo al pequeño Sebastián en el consevatorio de música y en clases llorando al no verte. Eso me recuerda que cuando mi sobrino empezó el nido era igualito, pero a los pocos días ya nos había olvidado y la que se puso a llorar fue mi mamá. Lo que sino me imagino es como debiste sentirte cuando la pedapsicotica asesina de esperanzas te dijo aquello. Pero me encantó lo que tu le dijiste, ojala de verdad que alguna vez, cuando tenga un hijo, no lo diagnostique ella misma pues lo va a fregar al pobre...

A nosotros nos dijeron que lo mejor que puedes hacer para que un niño se desarrolle bien es darle mucho cariño. Mucho, mucho, mucho, mucho, mucho, mucho, mucho cariño... mucho.

Slaudos.

Imberbe_Muchacho dijo...

me da una colera que exista gente que lucre con los sentimientos de los padres y sobre todo con el dolor de los niños... es verdad muchas veces lo mas noice y bonito no eta de la mano con la calidad del producto final, que es un lugar donde un niño se desarrole como tal, como nu niño y no como un animal de estudio
Gracias a Dios a Osito nunca lo han hecho pasar por esas cosas y a veces hasta agradezco que el no sea llorn sino respondon con la gente, asi que al menos se que el ha heredado eso de mí
un super abrazote y dale mucho amor al Sebas y un abrazo de mi parte

Jazmin dijo...

Hola Milhoras: i pues,tonta yo, pero en ese momento se me abrió la tierra a los pies. Gracias por tanto y tanto cariño mi querido amigo, a ti y a la Tani
Seren, si pues , ya sabes donde no tiene que ir tu Andreitas. Lo de la demanda lo intentamos por eso me entere lo de CODENI. Sebi crece feliz y felizmente ni se acuerda, o por lo menos eso espero.
Dragón te dije que el mio era mas largo jajajaj,leyendo el de tu sobri me acordé de todo esto, gracias por haberme permitido hacer catarsis y sacar este fantasma. Sebi crece con todo el amor del mundo, felizmente eso es inagotable.
Amigo Imberbe,me imagino a tu Osito y debe ser adorable, si pues el amor es la mejor medicina, creo que esa tia no recibio mucho de eso no?
gracias por el abrazo de parte de Sebi.

Vere dijo...

Jass, llegue por el vínculo acá... supongo que se lo que sentiste sabes??? es angustioso que el hijo de una tenga algo... algo que sea extraño... algo como autismo. :(.

Bueno... pero si te escribo acá es para contarte que, si bien no es autismo, dos de mis lindos niños (mi sobrinitos) tienen sindrome de asperger, que es parecido a un autismo... o un tipo de autismo.

Ellos tienen una atención especial... son adorables, pero hay que saber tratarlos... la verdad es que es un problema solo de comunicación, no de inteligencia...

Ahora nos reimos... ya han crecido y aprenden mucho,... mi hermano y mi cuñada han sido fuertes... mi mamá es Fanz de uno, y mi tía Queca de otro... Yo los adoro a los dos, y, esto te lo cuento a ti... no puedo evitar quererlos más que a los otros... no se por que.

Si los puedes ver en un post que hice... hablando de mis niños. Sus ojos son esquivos pero han cambiado... ya me dan besos con ganas... aunque si yo les doy uno lo reciben,... pero luego se limpian su carita... jajaja...

Son tan lindos que cuando te cuento me emociono... y es que ando muy sensible estos dias...

De todas formas... un niño con algo de autismo tiene problemas para comunicarse hasta con la mamá... me alegra que hayas encontrado a ese hombre que te saco la angustia de encima. Y esas mujeres??.. siii ...merecen ser detenidas.... Yo ya las detesto!!!...

Petisita dijo...

Por lo visto no te leia aun en agosto 07, que terrible experiencia Jassy sobretodo porque jugaron con tus sentimmientos no necesariamente por q te dijeron q Sebi era autista, muchas madres q reciben ese diagnostico de verdad tienen q lidiar con eso y no sentirse que es lo mas terrible q les ha podido suceder, algo asi como tu cuando te lo dijeron q dijiste q estrarias en su mundo y vivirias en tu piel lo de el.
yo fui diagnosticada como niña indigo, siempre me ha interesado el tema. ya hablamos